jueves, 22 de abril de 2010

Cuidadín, cuidado

Hola de nuevo!

Voy a empezar preguntándoos algo: Cuantas veces os habeis metido en Internet en lo que llevais de día? Hay acaso algún día en que no encendais el ordenador y no consulteis el periódico, el correo, o el resultado de un partido de fútbol? Siempre he pensado en la frase que decía cuando empecé a utilizar Internet asiduamente. "En Internet está todo!" Y es que realmente es verdad.

Me acuerdo cuando en Zaragoza se organizó un Campus Party al que yo asistí unas horas con una amiga y en que probamos la herramienta de mensajería instantánea Messenger. Era todo un lujo porque en mi casa teníamos esa tarifa en que se cortaba el teléfono mientras hacías uso de Internet con la que tan sólo podías acceder durante unas cuantas horas porque sino te cobraban fuera de la tarificación normal. Además sólo se podía a partir de las 6 de la tarde. Ahora os reireis, pero en aquel momento teníamos que darle doble click al icono del modem (que por cierto hacía un ruido horrible cada vez que se conectaba) y apuntar cuantos minutos u horas habiamos estado conectados para no pasarnos del tiempo contratado. Mi padre era el que lo controlaba y tenía un archivo en el escritorio que íbamos rellenando conforme nos conectábamos.

Ahora esto ni nos lo planteamos. En algunas casas incluso están los ordenadores permanentemente encendidos descargando películas, música, o simplemente por si en algun momento (que seguro que habrá muchos) queremos consultar cualquier cosa. Nos podemos pasar horas y horas sin mirar el reloj haciendo infinidad de cosas.

Hace unos meses descubrí la aplicación de Spotify. Es un auténtico gustazo poder utilizarlo y además gratuitamente. Aunque en todo momento debemos concienciarnos de los pros y los contras de Internet y no dejar de lado nuestras raíces y las cosas por las que han luchado y se han esforzado tanta gente. Yo escucho música por Spotify pero no dejo de comprar los discos que me gustan. Si no los adquiriera en la tienda conseguiría que ese artista no quisiera o no pudiera sacar discos nuevos. Y me muero de pensar que eso pasara, porque la música me da vida y fuerza.

Por ello me parece interesante sacar a relucir un tema punzante en el medio de Internet: ¿para qué es bueno o malo esta herramienta tan poderosa?

Aqui os dejo un artículo que me hizo pensar:

http://www.elpais.com/articulo/cultura/musica/caida/libre/elpepicul/20100122elpepicul_4/Tes

Y si no os apetece leer, aqui os dejo el resumen del artículo:

1 comentarios:

jm.sanz dijo...

Yo creo que este es un tema peliagudo, o mejor dicho "punzante" porque internet es muchas veces para los artistas un nuevo mercado que se abre frente a ellos, y otras veces es la herramienta que utilizamos para robar,los millones y millones de ladrones que nos descargamos música ilegalmente en España.¿Quién es capaz de delimitar la estrecha linea que separa las descargas ilegales y nuestro derecho a intercambiar información a través de internet¿.
Un abrazo

Publicar un comentario